Los preservativos son, como hemos dicho, el método anticonceptivo más utilizado. Los mejores y más utilizados son los que están hechos a base de látex, que suelen ofrecer una protección mayor tanto si nos referimos al hecho de que nos ayudan a evitar embarazos no deseados como por el hecho de que se trata de la mejor forma de evitar la transmisión de enfermedades de transmisión sexual ya que los condones son los únicos métodos anticonceptivos que nos pueden ayudar en este sentido.

proteccion sexual

Pero si eres alérgico al látex no hay de qué preocuparse ya que hay algunos preservativos que están hechos de poliuretano que es la mejor opción para aquellas personas en las que el látex puede llegar a causar algún daño mediante la alergia. Con respecto a la protección contra embarazos no deseados tienen la misma efectividad que los preservativos de látex, aunque presentan una gran diferencia y una gran desventaja frente a estos y es el hecho de que los condones hechos a base de poliuretano suelen moverse, deslizarse o romperse co mayor frecuencia, lo cual puede causar verdaderos problemas, por lo que siempre que sea posible es más recomendable utilizar los condones hechos con base de látex ya que resultan ser mucho más seguros.

Otra de las cosas que debemos tener en cuenta a la hora de recomendar la utilización de unos preservativos en concreto es el hecho de que estén o no lubricados, algo que es una opción y una elección de cada persona si bien la mayoría de las personas suelen elegir los condones con lubricantes frente a los que no tienen este lubricante. Y es que los condones con lubricantes son mucho más recomendables ya que facilitará la entrada del pene en la vagina haciendo con ello un coito mucho menos doloroso y mucho más placentero.

Para que los preservativos sean totalmente efectivos es necesario que se utilicen durante todo el tiempo que dure la relación sexual ya que es esa la única forma de que la efectividad de los condones supere el 99 por ciento tanto a la hora de evitar embarazos no deseados como para evitar enfermedades de transmisión sexual. Y es que cabe resaltar que la mayor parte de los fallos registrados en el uso de condones se deriva directamente del uso inadecuado de los mismos. Es por ello que debemos seguir al pie de la letra las recomendaciones de cada fabricante así como las instrucciones de uso que vienen especificadas en cada uno de estos condones.

Otra de las recomendaciones que debemos seguir para utilizar los preservativos más adecuados es la de comprarlos en lugares seguros y de total confianza, ya sea en farmacias o en otros puntos de venta autorizados como algunos de los grandes supermercados. Bajo ningún concepto debemos coger condones de lugares que no sean estos puntos de venta ya que su procedencia no es la mejor y pueden estar en mal estado incluso aunque falte mucho tiempo para su fecha de caducidad.

De esta forma, lo mejor es no comprar los preservativos en máquinas expendedoras, al menos si estas no son oficiales. Ya son muchas las farmacias que ofrecen este tipo de servicio de venta de preservativos de urgencia para las personas que lo necesiten para así no tener que acudir a otros métodos menos seguros.